Mi Dharma Fotográfico.

Hace 8 días perdí a un integrante de mi familia por COVID-19. Me invade una tristeza enorme el no haberme despedido. Hace un año que no la veía gracias al encierro, pero nunca dejamos de estar juntas.

Era mi tía, fue mi maestra en muchos temas energéticos y espirituales. Al irse de esta forma me quede pasmada, mis pensamientos se quedaron trabados y atorados, hubieron días que ni las lagrimas salieron y hasta mi inspiración me abandono. No pude hacer nada y simplemente deje que el tiempo pasara y me arrastrara junto con él. Muchas veces quise sentarme a editar o a estudiar mis nuevas técnicas y simplemente no podia, nada me inspiraba, nada me movía. Nunca se había ido alguien con quien no cerrara un ciclo, bueno sí, pero de alguna forma el encierro hizo que se sintiera mucho mas.

Así que llego la madrugada de hoy, cuando se me fue el sueño y llego el espantoso insomnio. Me levante y vine a sentarme a la computadora a llorar, escuchar música y simplemente hacer que mis sentimientos fluyeran. Automáticamente pensaba en mi tia y venían todos los recuerdos, hasta que entre tantas lagrimas y música instrumental escuche un ruido junto a mi que me hizo despertar del modo zombie en el que me encontraba, me puso la piel chinita y me llene de miedo. Empece a pensar, no me asustes, esta bien, ya es hora de activarme. Así que prendí La Luz de la ventana para poder ver en la oscuridad y regrese a mi escritorio a dejar que mi imaginación volviera a trabajar. Entre tanta tristeza iban saliendo las ideas, haciendo la tristeza a un lado me lanzaban un rayo de luz para que yo pudiera verlas y lograra atraparlas. Y así toda la noche, hasta qué pude ver en la pantalla lo que había hecho. Simplemente deje fluir las ideas, me inspire y me hice amiga de mi tristeza. Las cosas no siempre van a salir como tu lo esperas, pero hay que fluir. Las cosas inesperadas nos pueden atrofiar, pero no hay que dejar que nos deje inmóviles, hay que fluir.

A esta obra la titule Dharma por 2 razones.

  1. Mi tia tenia un espacio llamado Dharma, en el que ibas y aprendías cosas muy especiales.

  2. Por qué después de haber trabajado con mis sentimientos, aprendi muchas cosas y llegue a esta conclusion: Siempre tendrás cosas buenas en tu vida, por mas que la tristeza te embargue, necesitas hacerte amigo de la tristeza para que te deje avanzar. Necesitas aceptar que las cosas son así y no las puedes cambiar, pero que estos seres que se van viven dentro de ti, y están más vivos que esa tristeza tan grande que se siente en el interior.

Por todo esto yo puedo decir orgullosamente que hoy tuve: Mi Dharma Fotográfico.



24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
CDMX

© 2020 by  Gilda Villarreal